implante-dental

Implantes dentales: la odontología “low cost”

implante-dental

 

Con la crisis ha surgido una oleada de ofertas dentales de tipo “low cost” que han cuestionado la calidad de los profesionales del sector y en ocasiones ha llegado a perjudicar a los pacientes que han recibido estos tratamientos.

En el caso del tratamiento de implantes dentales, hay clínicas que han decidido hacerse más competitivas a través del precio. Las ofertas que se pueden encontrar al respecto es por ejemplo “implantes dentales desde los 200 euros”, un precio que se considera muy barato frente a otras clínicas que ofertan el mismo tratamiento en torno a los 1.500 euros.

Las clínicas dentales que ofertan estos precios económicos aluden que se han posicionado con estos atractivos precios como una respuesta a lo que el mercado solicita ante la situación actual de crisis. También consideran que reducir su margen de beneficio con el cliente les hace aumentar su cuota de clientes, lo que supondría obtener más clientes pero a un menor coste de servicio.

En contra de esta situación se ha personificado el Colegio de Odontólogos de la Comunidad de Madrid (COEM) que en defensa de una odontología de calidad, considera que estos precios low cost no son aceptables.

El presidente del COEM, el Dr. Rafael Soto-Yarritu, defiende que “un implante dental aunque tenga la mínima calidad, su coste está por encima de los 200 euros solo para el profesional, por ello sería imposible ofertarlo al cliente por este precio”.

Además, el COEM avisa que un implante de mala calidad, que serían los utilizados en clínicas “low cost”, puede llevar en el futuro a importantes problemas de salud. “Reimplantar un implante dental fracasado es un proceso altamente complicado y doloroso para el paciente” afirma el Dr. Soto-Yarritu.

Por último a la hora de diferenciar entre un implante de buena calidad y uno de mala calidad los expertos en implantes dentales especifican, que los implantes de alta calidad están revestidos con un titanio especialmente tratado para que se adhiera a la perfección con el organismo del paciente. Si el implante dental no ha sido diseñado con esta cualidad, en un futuro es posible que la boca del paciente lo rechace.

Más información en: https://vimeo.com/94348358