¿A qué se debe que las muelas del juicio se queden atrapadas en el hueso?

Existen diversas causas y se pueden dividir en factores generales y locales.

Desde el punto de vista local, la causa más frecuente es la falta de espacio (como son los últimos en salir, generalmente “llegan tarde a la repartición de hueso”).Otras causas locales son: mala posición de la muela, aparición de dientes supernumerarios (dientes extras), quistes y tumores vecinos al germen del tercer molar.